miércoles, 1 de septiembre de 2010

Autoevaluación docente

El nuevo decreto de organización y funcionamiento de escuelas de educación infantil y colegios de educación primaria recoge en el desarrollo (página 31, art. 26) la necesidad de que los docentes se autoevalúen.
Fuente: adidde.org

Nuestra propuesta:
Una autoevaluación puede tener un alto porcentaje de sesgo en los criterios de valoración, pero qué tal si con un ambiente de autoformación del claustro, ¿nos autoevaluamos como grupo?

Los propios compañeros/as en los apoyos realizados (evidentemente dentro del aula ordinaria) completarán una lista de items acerca de la actitud y capacitación laboral, así como de la estructura y funcionamiento de la programación de aula.
Esta evaluación se realizará una vez al mes y los aspectos más significativos podrán discutirse en reuniones de ciclo del profesorado evaluado.
Así, con una actitud positiva hacia la valoración por parte de los propios compañeros/as, recibiremos inmediatamente por parte de la gente que nos apoya en clase una sugerencia de formación o modificación de nuestra capacitación docente.

¿Qué?...
¿Nos atrevemos?